Consejos para llaves mojadas

 

¿Se mojaron las llaves de su coche?

A veces las cosas suceden cuando no tienen que suceder, y es entonces cuando nos acordamos de las dichosas leyes de Murphy (entre otras cosas…). Uno de los episodios que nos pueden dejar con más “cara de tonto”, es que se nos caigan las llaves del coche al agua, ni que hablar si es al inodoro, como le ha pasado a un amigo un día que había bebido más de la cuenta.

¿Qué hacer cuando se moja el mando del coche? Además de lamentarse y soltar algunos tacos de rigor, lo primero es sacar la pila de la carcasa y esperar a que se seque por completo. Al mojarse y al ser el agua conductora de electricidad puede producirse un cortocircuito y dañar el mando. Cuando esté seco hay que poner una pila nueva y probar si funciona correctamente.

Advertencia: Nunca hacerse el McGyver utilizando un secador de pelo para secar el mando más rápidamente, los circuitos electrónicos pueden ser resistentes al calor pero los componentes plásticos no lo son y podrían quemarse.

El problema es más grave si se moja con agua de mar porque es abrasiva, o con refresco o café. En esos casos puede ser irrecuperable, aunque se recomienda abrir la carcasa y limpiar la placa del circuito con un limpiador no abrasivo, agua destilada o alcohol.
Otras veces se estropean las pistas y la única solución es pasar por un servicio técnico de confianza como CarKeySystem para evaluar si se puede recuperar.

UN BUEN TRUCO: para secar el mando de manera segura es enterrarlo en un bote de arroz y dejarlo unos días, el arroz tiene propiedades desecantes y absorbe muy bien la humedad.